Cómo habilitar a sus empleados para que trabajen en remoto, proteger los datos de la empresa y corregir las amenazas móviles

Lidiar con la pandemia de la COVID-19 puede ser muy estresante tanto para los empleados como para el empleador. La afluencia de empleados que trabajan desde casa puede crear diversos desafíos para la empresa.¿Cómo se hace la transición para los empleados que no están acostumbrados a teletrabajar?¿Cómo puede darles rápidamente las herramientas y aplicaciones para acceder de forma segura a los datos corporativos?¿Cómo puede tener la certeza de que sus datos corporativos están seguros?

Según Global Workplace Analytics, cinco millones de empleados (el 3.6 % de la fuerza laboral) trabajaron a distancia a media jornada o más en 2019. Actualmente no hay estadísticas exactas sobre cuántos empleados teletrabajan desde que comenzó la pandemia de la COVID 19, pero se estima que la cifra se ha multiplicado por 10 y sigue aumentando. Las empresas que no tenían una estrategia de BYOD para que sus empleados utilicen sus propios dispositivos están creando una rápidamente, y las que sí tenían un sistema BYOD ahora la están ampliando más allá de la capacidad con la que se diseñó originalmente. ¿Qué significa esto para los datos corporativos? Los trabajadores que teletrabajan por primera vez se enfrentarán a retos a la hora de inscribir dispositivos en los programas de BYOD, utilizar aplicaciones nuevas, acceder a los datos, e incluso a la hora de conectarse a Internet. Como empresa, ¿cómo puede hacer que estos trabajadores hagan todas estas cosas de forma segura y que cumplan con las pautas de la empresa en relación con los datos? Estas son preguntas sumamente importantes que exigen una plataforma sólida de administración unificada de puntos de conexión (UEM).

Lamentablemente, muchos agentes malintencionados se aprovechan de estas dificultades a las que se enfrentan empleados y empresas de todo el mundo. Los ciberdelincuentes son conscientes de que muchas personas teletrabajan y utilizan dispositivos que pueden ser vulnerables y redes que pueden ser susceptibles de sufrir ataques y acceden a datos extremadamente sensibles. Por ejemplo, los puntos de acceso Wi-Fi abiertos son un objetivo muy fácil para los hackers; se están utilizando más que nunca, y muchas soluciones Wi-Fi para el hogar no están configuradas de forma segura. El dato más preciado que se puede obtener es la contraseña.

La UEM de MobileIron, MobileIron Access y MobileIron Threat Defense (MTD) pueden ayudar a las organizaciones a proteger los datos de la empresa, a conceder acceso seguro a los datos corporativos basado en el contexto completo y a mitigar las amenazas móviles, sin que ello afecte a la experiencia del usuario. La UEM de MobileIron ofrece la posibilidad de segurizar los datos corporativos en el dispositivo elegido por el usuario, algo que resulta primordial para la comodidad a la hora de usarlo y para la productividad. Con MobileIron Access, un dispositivo segurizado por MobileIron se puede utilizar a modo de identificación de un empleado para acceder de forma segura a los datos de la empresa y la contraseña puede, literalmente, caer en el olvido. Nuestra experiencia zero sign-on elimina un vector de amenaza clave y, a la vez, proporciona facilidad de uso. MobileIron MTD protege contra las amenazas en dispositivos, redes y aplicaciones, y permite medidas de cumplimiento escalonadas. Con una tasa de adopción del 100 %, todos los puntos de conexión quedan inmediatamente protegidos frente a los atacantes malintencionados con MobileIron MTD.

Para obtener más información, haga clic en este enlace para que un representante de MobileIron se ponga en contacto con usted, o haga clic en este otro para comenzar una prueba gratuita de 30 días.

Dustin Rhodes

Sr. Director, Strategic Solutions at MobileIron

About the author

Dustin Rhodes is an industry recognized thought leader with a decade of experience helping 10-200,000 employee companies design, build, and securely deliver end user computing strategies.